Colegio de Familias

 
 
Articulo Aleatorio


 
Don't Miss
 

 

Sobre la Institución

Colegio Los Molinos

Colegio Los Molinos

Historia

El 19 de marzo de 1973, comenzó a funcionar el Colegio Los Molinos en la calle Superí 1670 de la Capital Federal, en una antigua casa que se había adquirido en el Barrio Belgrano R. Se inició con 78 alumnos, desde Preescolar hasta 3º grado de Primaria. En el año 1978, la familia Güemes donó una manzana en la zona de Munro, y en 1980 se trasladó y pudo contar con el campo de deportes anexo al Colegio.

En años sucesivos se adquirieron dos manzanas linderas más, completando las actuales tres hectáreas.

En 1995, se compró un terreno en Pilar, camino a Derqui, donde se construyeron varias canchas de fútbol y de rugby, vestuarios y un quincho. Este campo se utiliza todos los sábados del año para las competencias deportivas de los alumnos, exalumnos, docentes, padres y amigos.

Principios Educativos
Misión

Desarrollar una educación de calidad, que ayude a los padres en la formación integral de sus hijos varones.

Fin

El fin de la educación que se promueve es ayudar al alumno a crecer como persona, para que llegue a ser:

- un profesional responsable,
- un ciudadano responsable,
- un amigo leal,
- un miembro responsable de una familia
- un hijo responsable de Dios,
para que sean capaces de influir positivamente en la sociedad.

Lema

NUNC COEPI ! (¡Ahora comienzo!) Salmo 76,11 de la versión Vulgata de la Biblia
Este lema nos anima a esforzarnos con optimismo para ser mejores cada día.

Nuestro proyecto

LOS MOLINOS formula su proyecto educativo como un servicio a la familia, y pretende vincular en una tarea común a padres, profesores, alumnos y personal administrativo y de servicios.

Según la concepción cristiana del hombre y de la vida, se considera que la finalidad educativa esencial es la de ayudar a crecer como personas. La educación es un proceso de mejora que se logra mediante el esfuerzo personal y la ayuda ajena.

Colegio de Familias

Partiendo de una concepción cristiana de la familia, el Colegio procura ayudar a los padres en su función irrenunciable de primeros educadores de sus hijos.

Sólo es posible una educación de calidad cuando los padres y el Colegio comparten valores y principios educativos. La familia debe, por tanto, mostrar su adhesión al Ideario para asegurar la coherencia y la eficacia de la acción educativa.

Las entrevistas con directivos, profesores y tutores de sus hijos son un medio especialmente oportuno para asesorarlos. También se ofrecen cursos, conferencias y programas de educación familiar.

 Los Alumnos

El Colegio se concibe como un ámbito de trabajo y de convivencia, donde se procura que haya un ambiente en el que cada uno se sienta a gusto.

Se fomenta en los alumnos el espíritu de deportividad en todas las facetas de la vida, que se traduce en saber luchar para alcanzar unos objetivos; saber perder y saber ganar; esforzarse por conseguir la victoria, y contar con los demás a la hora del esfuerzo. Por eso, también el deporte se considera como un instrumento eficaz para educar en virtudes humanas tales como la constancia, el espíritu de sacrificio, la lealtad y el compañerismo.

Asimismo se ofrece una formación estética para que los alumnos sepan percibir, descubrir o crear la belleza, incorporándola a la propia existencia.

Se promueve el afán de conseguir un nivel académico alto , que permita llevar a cabo satisfactoriamente unos estudios universitarios y mantener a lo largo de su vida la inquietud por buscar la verdad .

Esta educación procura desarrollar una sólida base cultural, una formación humanística y científica, bilingüe en inglés y la utilización eficiente de los recursos tecnológicos .

Se ofrece una formación integral a todos los alumnos, de acuerdo con sus características personales, procurando la consolidación de conocimientos, actitudes y hábitos que les faciliten afrontar con madurez lo que la vida les pone por delante.

Formación Humana

El estudio es la primera y principal ocupación del alumno, y se les enseña a realizarlo cuidando todo un conjunto de detalles que hacen que el trabajo esté bien acabado (puntualidad, orden, constancia, cooperación, etc.). El trabajo es entendido como ocasión y medio de educación. Por eso se pretende que el alumno valore el trabajo bien hecho y con actitud de servicio.

Se fomenta en los alumnos el espíritu de deportividad en todas las facetas de la vida, que se traduce en saber luchar para alcanzar unos objetivos; saber perder y saber ganar; esforzarse por conseguir la victoria, y contar con los demás a la hora del esfuerzo.

Deportes

El deporte se considera como un instrumento eficaz para educar en virtudes humanas tales como la constancia, el espíritu de sacrificio, la lealtad y el compañerismo.
Los deportes del Colegio son rugby, fútbol, atletismo y voley.

Formación Espiritual

Se procura que los alumnos adquieran una vida de piedad sólida , fundamentada en la propia convicción y hondo sentimiento de que Dios es nuestro Padre, y en una tierna y profunda devoción a nuestra Madre la Santísima Virgen.

Al mismo tiempo se intenta que los alumnos adquieran la debida formación religiosa , que los capacite para ser personas de criterio.

El ambiente en que se desarrolla esta formación religiosa se apoya en la libertad de los hijos de Dios , por lo que nunca se imponen prácticas de piedad.

Con el fin de atender estos objetivos, LOS MOLINOS solicita de la Prelatura del Opus Dei el nombramiento de los Capellanes y de los catequistas.